lunes, 13 de febrero de 2012

Decathlon



En este blog no siempre tienen porque salir bicicletas antiguas, por eso me he decidido a presentaros la bicicleta que me acompaña habitualmente en mis paseos matutinos por el monte.

Esta bicicleta me la compre para realizar un viaje hace 8 años, cuando me la compre era verano y la tienda donde quería comprarme la bici estaba cerrada, así que fui al Decathlon.

Decathlon

Cuando en este país la mayoría de las tiendas, por no decir todas, vendían solo material de deporte y una ropa de ciclista horrible llena de colorines, Decathlon tenía bicicletas con guardabarros, parrillas, luces, timbres, etc, incluido en el precio. Decathlon era diferente, vendían ropa para ir en bicicleta sin parecer que te habías escapado de un pelotón, bicicletas de ciudad muy cómodas y económicas.




Decathlon y Decarton.

"Decarton" es como llaman algunos despectivamente a estas bicicletas, ¿Por qué? muy sencillo, la clase productora-consumista se ha vuelto algo snob y descalifica a una marca por ser popular y vender bicicletas asequibles. La bicicleta que yo me compre esta fabricada en Portugal, ahora marcas "megachulas" fabrican en Asia, pero claro, la marca es la marca. Es cierto que las grandes superficies están acabando con el pequeño comercio, pero hay que reconocer que Decathlon ha conseguido popularizar mucho el deporte.

Un amigo dice que la gente en este país compra las bicicletas con la cartera y los "cojones" y es cierto, los grupos que van en bicicleta los domingos compiten por tener la bici más cara y los últimos complementos, ninguno se atrevería a llevar una bicicleta de gama media "decarton", eso sí, llevar una barriga cervecera y llevar la bici en el coche hasta el punto de encuentro es muy "ciclista".

Mi bici.

Bueno, que voy a contar, llevo miles de kilometros con ella. Por las mañanas antes de ponerme a currar me gusta dar una vuelta por el monte, paso una hora pedaleando sin ver a nadie y disfrutando del paseo.

Es una bici muy normal, pero como no tengo necesidad de ser el más rápido del grupo ni fardar de bici, pues eso que me funciona igual que el primer día.

Las MTB no me gustan estéticamente, pero para pasear por caminos no van mal, me gustaría en un futuro comprarme una híbrida de ruedas grandes, pero ahora la cosa esta mal y solo puedo esperar que esta me dure muchos más años.


Soluciones


Cuando vives en un pueblo pequeño las cosas son diferentes, en una ciudad se te rompe el faro y se soluciona en pocos minutos pasando por una tienda. Aquí la opción es poner cinta aislante y a funcionar. Piensas que la próxima vez que te acerques a la ciudad te compraras uno, pero como el faro funciona ya te olvidas del tema.




Los tapones de la suspensión se rompieron, para evitar que entrase polvo le puse unos corchos, llevaba un timbre que se rompió, al final la bici se queda sin timbre y así unas piezas van desapareciendo y otras se arreglan sobre la marcha hasta que un día vas a la ciudad y decides dedicar un tiempo a comprar todo lo que esta roto.




La semana pasada cambie las zapatas de los frenos, las delanteras no las había cambiado desde que compre la bici y estaban ya en las ultimas. No necesito una buena frenada y ya se que los frenos de disco son lo mejor del mundo mundial.

3 comentarios:

Marcos dijo...

Yo tengo también una bicicleta de Decathlon, de carreras. Es la más barata. No llegó a los 300 euros. Barata en el sentido de si la comparamos con las marcas de caché, porque 300 euros para una bicicleta tampoco es moco de pavo para cualquier currante.

Aún estoy buscando dónde está el fallo; aún hoy sigo pensando que debe de haber algún error, que algún día es bueno para que se me parta el cuadro en mil pedazos, o no frene y me rompa la nariz en una bajada. Pero nada de nada. Va de maravilla. Yo he leído por ahí, en los foros de ciclismo aficionado cómo insultan y menosprecian las bicis de esa casa, pero sin aportar porqués concretos y convincentes, simplemente las tildan de malas porque son baratas. Yo sólo puedo decir que estoy súpercontento con ella, que he hecho largas travesías de más de cien kilómetros y sin problemas, por todo tipo de carreteras, y no soy ningún peso pluma que digamos, rondo los cien kilos de peso. Y en cuanto a otro tipo de artículos como puedan ser los textiles lo mismo digo, esta gente de Decathlon han conseguido ofrecer el famoso bueno, bonito y barato.

Yo seguiré comprando allí. Tal vez con ello estoy apoyando la explotación de los trabajadores asiáticos, pero qué otras marcas puedo comprar que en el fondo no se comporten de la misma forma, qué otras opciones hay. Todo está demasiado bien pensado, y por suerte o por desgracia yo también formo parte, como consumidor en este caso, del gran engranaje del comercio mundial, y no sé, todo me parece demasiado grande para tratar de combatirlo con el simple hecho de comprar en un pequeño comercio que al final el género que te oferta lo más probable es que también tenga un dudoso digno origen.

David Castillo dijo...

Gracias Marcos por tu comentario.

Siempre es más personal el trato que te pueden ofrecer en el pequeño comercio.

El comprar en una gran superficie tampoco es mala opción, si vas mal de tiempo, si encuentras algo más barato, etc.

Te pueden atender muy bien en un centro comercial y muy mal en una pequeña tienda.

Pero lo del trato justo a los trabajadores eso no lo sabemos ni con Decathlon ni con Bh que también fabrica en Asia ni con ninguna marca. Lamentablemente hoy en día hasta Orbea produce sus bicicletas en Asia y marcas como Razesa que siguen haciendo cuadros a mano son prohibitivas para los currantes.

Ya he visto tu bici en tu blog y esta muy chula.

Jose Felix Garcia Bermejo dijo...

Gracias por este post, me has enseñado sin quererlo, sencillez, humildad y proactividad... Oye... que eres un crack!!!